Artista Destacada: Mariana Baraj presenta Vallista

Mariana Baraj, es una mujer que tiene unos ojos profundos, sinceros… Un hablar tranquilo, que te envuelve y te transmite todo lo que siente en cada palabra. Trabajó con grandes músicos, estuvo de gira por Japón, es sensible, trabajadora, determinada, humanista, musical. Vive la música y transmite sentimientos que calan profundo en cada canción. Esta noche, se presenta en la noche de las disquerías en Notorius a las 21:30 hs

  • Una de las primeras cosas que me llamó la atención sobre vos, es la fuerte imagen visual que proyectas, sobre todo la de este último disco “Vallista”. ¿Qué es lo que tratás de transmitir a través de tu imagen?

Bueno, un poco tiene que ver con la interacción con otros artistas, artistas de diferentes lugares con los cuales me gusta trabajar. Fotógrafos que manejan una estética particular, artistas que tienen un concepto radical, eso me resulta muy atractivo.

Tengo la suerte y dicha de trabajar con Martín Chuba, desde hace muchísimos años, que es un gran referente del diseño, que tiene una propuesta radical y contundente. Creo que nos potenciamos trabajando juntos. Tuve la posibilidad de trabajar también con Pato Rivero, que es un fotógrafo tucumano que tiene una mirada muy particular: sus fotos son muy fuertes, con una luz muy única…  Tengo ligada la imagen del disco a una canción del mismo que es Vallista, la cual habla de la mujer de los valles calchaquíes, que es una mujer con una energía muy especial, con historias calladas, historias oscuras, muy tristes. Entonces, bueno, toda esa unión de trabajar con estos artistas y de lo que quise expresar a través de la música, tiene que ver con la imagen y con esta imagen de las mujeres que te conté. Desde que vivo en Salta, tengo mucho contacto con ellas, mucha interacción, entonces la imagen de la tapa, tiene que ver con una mujer que tiene la boca tapada, que calla cosas, que no puede hablar, o no la dejan, pero tiene los ojos al descubierto, es decir que ve y que es testigo. Me interesaba empezar a trabajar en la temática que tiene que ver con el universo femenino y sus facetas.

Mariana Baraj

  • He leído que sos de involucrarte mucho con la realización de tus discos: Compones, producís, participas muy activamente de ellos, estas muy presente… Tus discos y la imagen de ellos, me marca la pauta de que salís del común de lo que uno acostumbra a ver o escuchar en folclore… Siento que buscas romper el esquema establecido… ¿Eso es lo que querés lograr?

En realidad no es algo que yo piense demasiado. Es algo que me sale naturalmente, tiene que ver con mi formación e información. También por venir de una familia de músicos, mi papá escuchó siempre músicas muy diferentes, y siempre hubo una formación en mi casa, que tuvo que ver con la música jazz, con la música de Brasil, músicos libres a la hora de manifestarse de hacer música. Todo eso me marcó y de alguna manera es como información que me fue quedando y cuando empecé a componer mis canciones, todo eso va saliendo. Estoy en constante movimiento y me gusta mucho estudiar, seguir formándome, seguir informándome:  para mí el hecho de escuchar música, saber qué es lo que están haciendo mis colegas e ir a ver música en vivo, me es necesario y vital.

Como no es algo que pienso y me sale natural,  bueno el resultado tiene que ver con una idea que tengo de la NO COMODIDAD: En eso, tal vez, si pienso bastante. Me gusta trabajar con artistas que son radicales que bueno, que dejan todo, que mueren en batalla: Esa pasión, esa entrega, me gusta. No tiene que ver tanto con la estructura de algo, pero si con la situación de no quedarte en la fórmula que sabes que te funciona. Me gusta la incomodidad: creo que el arte tiene que ser incómodo y que además tiene que generar eso en la gente: ellos llegan con una expectativa (porque ya conocen tu trabajo) entonces, tratar de generar un movimiento que haga que el que venía a esperar una cosa, se le desacomode ese esquema y  que haya una transformación en eso que tenés para entregar, sobre todo en el vivo y en los discos: Que modifique estados.

  • Cuando cantás transmitís mucho sentimiento… ¿Cómo fue tu proceso creativo a la hora de componer este disco?

Este disco lo fui haciendo, fueron saliendo las canciones, las fui grabando, armando maquetas, sumando ideas: por ahí empezaba la canción y luego le iba sumando capas. Estos últimos años empecé hacer una transformación, no en mi persona, pero si a trabajar en algunas cuestiones, ya que empecé a sentir que el foco estaba puesto demasiado en el afuera, no tanto desde mí, pero si en el general. En estos tiempos, se manejan este concepto: cuanto más para fuera, más vistoso y más colorido y más pluma en la cabeza tengas, mejor. Empecé a no sentirme muy identificada con eso, por eso empecé hacer un trabajo más introspectivo, y es por eso que llegó este disco, en este momento. Cada vez creo más en mirar para dentro.

  • En tu disco, tenes una canción, Aguacero,  en la cual participa Gustavo Santaolalla: ¿Cómo fue trabajar con él?

Soy admiradora de su trabajo, desde siempre: en sus trabajos encontré un universo que me marcó mucho y que me abrió las puertas del mundo del canto con caja, de las coplas. Nos fuimos cruzando en varios lugares, desde hace años, y al participar del Unplugged de Julieta Venegas, donde él estuvo como invitado, ahí charlamos mucho sobre nuestros trabajos, de las coplas y él también tiene afinidad con ese mundo: que es muy ancestral, muy visceral, muy desgarrado, muy profundo y muy crudo. Siempre decíamos “Ay, cuando vamos hacer algo?!” y ahí quedó en el aire. Cuando compuse esta canción, Aguacero, quise que el participe, así que le escribí y me dijo que sí. La verdad que para mí fue un gustazo y un honor, que haya grabado, que se haya tomado el tiempo, para hacerlo, ya que es una persona muy ocupada.

Baraj20(2)

  • Tu papá fue el que te abrió las puertas de la música, me contaste, pero sos una música completa: cantás, compones, haces percusión, tocaste con Man Ray, Catupecu, Teresa Parodi…  ¿Cómo llegás a ser este “pulpo” musical?¿Cómo te empiezan a interesar las diferentes cosas y decidís dedicarte de lleno a la música?

Me llevó un tiempo decidirme, porque no me sentía muy segura. La música desde siempre está conmigo, es mi vida. He tenido la suerte de ver a músicos en vivo, que fueron increíbles, que a mi me marcaron mucho. Por esto de acompañar siempre a papá desde chicos en sus conciertos, viviendo a través de mi papá la música, en un momento a mis 7 años, había un coro de niños, que primero fue cantalindo y luego Festilindo, la cual fue mi primera incursión en la música con ellos. Pero me pasaba que me daba mucha vergüeza, nos ofrecieron ser solistas, pero no aceptamos (junto con mi hermano, que también es músico, Marcelo, quien toca la batería), y cuando nos dijeron del coro, dijimos “Vamos!” y nos pusimos detrás, porque nos gustaba pero nos daba vergüeza. A partir de ahí, tuve un interés por la música: me puse a estudiar canto, guitarra, mientras continuaba con mis estudios escolares, aparte de existir otras cosas que me gustaban o fantaseaba con que iba a ser maestra jardinera, psicóloga, escribir, por ahí iba a ser profesora de literatura… No terminaba de encontrar mi rumbo. Luego estudié  batería, y hubo un momento, en el cual ya a animarme un poco más, y empecé a cantar con algunos grupos, hacer coros, ahí dije: “Bueno, me voy a dedicar a la música” pero no sabía cómo me iba a ir…

  • Es un paso muy grande…

Sí, es como difícil, hasta que encontré un poco por dónde ir. También estuvo bueno, porque fue una época de experimentar mucho, de formación y de ir asentando cosas. Hay un momento donde ya transcurrió un tiempo largo, fueron casi 10 años, donde toqué con varias bandas, entre ellas Catupecu Machu: La primera formación de Catupecu Machu eran de hermanos: Los hermanos Ruiz Díaz, Fer y Gaby, y los hermanos Baraj, Marcelo en la batería, y yo hacía percusión y coros.
Paralelamente, tocaba con mi papá en un grupo que duró 10 años, y a su vez, tocaba con músicos de folclore.

Yo sabía lo que más me gustaba era el folclore pero el rock, me resultaba muy atractivo. En un momento, empecé a sentir la necesidad de armar algo propio, mío. Fue una etapa complicada porque significaba correrme de un lugar y pararme en otro y hacerme cargo de un montón de cuestiones. Fue la parte tal vez, más crítica, hasta que fui encontrando la manera en la que quería expresarme, y de qué forma quería empezar a interpretar. Encontré mi canal de expresión, armando un set de percusión que me hiciera sentir cómoda y seguí estudiando y trabajando mucho, puertas adentro para ejercitar también esta combinación de cantar y tocar percusión y hacer estas dos cosas a la vez. Fue todo un tiempo de búsqueda, de prueba-error, de sentirme más cómoda e ir encontrando lo que sentía que tenía que ver más conmigo y la voz propia.

  • ¿Crees que tu música puede encasillarse en algún género? ¿Cómo describirías la música que haces? Puntualmente este CD, que si bien tiene base de folclore, también hay muchos otros estilos convergiendo, muchas influencias, muchos géneros… Lo cual creo que no permite ubicarte en un solo estilo… ¿Te pasa lo mismo?

A mi música siempre la defino como música de raíz folclórica: porque siempre parto de esa raíz, aunque el tema se termine transformando en una canción más pop, que folclórica. Me es inevitable que me salgan influencias de diferentes lugares, pero me gusta todo lo que tenga estética de rock y siento que la combinación de los dos es interesante, y me gusta pasar por ahí.

  • Trabajaste con Lisandro Aristimuño, Gustavo Santaolalla… con quien más te gustaría trabajar en el futuro?

La verdad que con mucha gente… Hace poco estuve haciendo, unos shows con unos músicos que a mí me encantan: El dúo de Mendoza Orozco Barrientos que creo que es una de las propuestas del folclore actual de las más hermosas e interesantes, fuera de lo común, con una estética, que pasa por algunos momentos, que tiene colorcitos de otros lugares. Voy a encarar una gira, con un músico que me encanta, que es Bruno Arias… Son todos músicos con los cuales yo me siento afín, que vamos por un mismo camino.

La verdad es que uno siempre fantasea… Hasta ahora se me ha cumplido lo que he deseado… Hay muchos músicos con los cuales me gustaría trabajar, que me encantan y que escucho mucho, que me han marcado. Violeta Parra (que ya no está) es una gran influencia para mí, ya te digo, si es por divagar, muero por Sting (risas), muchos músicos de Brasil…Creo que uno también, tiene que ir dejando que las cosas vayan pasando… Que participe Gustavo en el disco, también es la concreción de un deseo.

La verdad es que no me puedo quejar, me estoy dando todos los gustos (risas).

También hay una parte que me interesa mucho, que es trabajar para los chicos: estoy haciendo un disco para niños y hay mucho trabajo aquí en argentina, de orquestas infanto-juveniles,  para formar a los chicos…

Este es el segundo disco para niños que hago. El primero se llamó Florcita de Amancay, tienen como la esencia del ritmo folclórico, y tuvo mucha difusión porque se repartió gratis para todas las escuelas de Argentina. Para mí fue muy interesante hacer la producción de este disco, y me generó la inquietud de hacer un disco con canciones propias. Para mi estaba bueno difundir y que los chicos tengan un mensaje positivo.

  • Aparte de tu presentación hoy en Notorius, ¿vas hacer presentaciones durante el 2016?

Voy a tratar de tocar en todos los lugares que se pueda llegar. Hace unos cuantos años que me dedico a la docencia, y me interesa esta combinación de poder llevar toda la parte que tiene que ver más con formar a la gente que tiene interés en la música, y me interesa llegar a lugares donde la gente no tiene acceso, o no está tan acostumbrada a encontrarse con propuestas como la mía. Estoy siempre atenta a eso, no espero la situación óptima. Creo que una parte del trabajo del artista, tiene que ver con eso, con no esperar que todo esté perfecto para mostrar lo que uno hace. Hay que ir, llegar a los lugares, mostrarle a la gente, mostrar otras propuestas, porque creo que la gente necesita mucho eso, y lo agradece.

  • Por último: para quien no te conoce, ¿quién es Mariana?

Mmmm… Creo que soy una mujer muy apasionada en todo lo que hago. Todo lo hago con mucha pasión, muy intensa, radical. Entiendo que existan los grises, pero en determinadas cuestiones, me sale el blanco y negro, creo que necesario en algunas cuestiones, para determinadas cosas. Siempre, incansablemente, buscando en lo más profundo, intentando conocerme más, siempre trabajando para generar algo positivo, que salga desde mi mensaje como artista, porque creo que la música me dio todo. Esta bueno, desde lo que me dio la música, no quedarse con nada y devolver todo.
Porque como a mí la música me salvó la vida,  tal vez, pueda salvar a otro.

Paula Tardio.-

©Todos los derechos reservados
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s