Mauro Alvarez, Actor: El esfuerzo que encontró su oportunidad.-

“Si el foco está bien puesto, no importa lo que suceda en el camino, vas a llegar a buen puerto”

Su nombre tal vez no te resulte conocido, pero seguramente lo hayas visto. Mauro tiene una vasta carrera en el ambiente publicitario y en el teatro, ha actuado en televisión, y actualmente se encuentra preparándose para conducir un documental de 4 capítulos, de la productora Pura Vida TV, el cual saldrá al aire por Canal Encuentro. Un hombre intenso, que tiene claro sus objetivos, decidido, amante de su profesión y agradecido por las oportunidades que le dio la vida, que no ha dado por sentado, y que siempre se encuentra trabajando para seguir creciendo, para ser la mejor versión de si mismo tanto como actor así como persona.

Una de las últimas tardes que nos regaló el verano, nos sentamos con él para charlar un poco y hoy te lo presentamos: Con ustedes, Mauro Alvarez.

¿Cuándo empieza tu amor por la actuación? ¿Hubo alguien o algo que te lo haya despertado?

Cuando era chico, me relacioné mas con la música, empecé tocando la guitarra, cantando… Mas de adolescente, me retiré un poco del arte, y me incliné a los deportes (Soy profesor de educación física, sin ir mas lejos). Me gustaba mucho, pero un día me picó la curiosidad, y comencé a buscar escuelas de teatro, para probar. Extrañaba el arte, y fue una manera de volver a conectarme con ese lado que tenía olvidado.

Empecé a estudiar en la Escuela La Odisea: al principio era muy tímido pero luego me fui sintiendo cada vez mas cómodo y es así como en mi primera muestra de teatro dije “Esto es lo mío”. Lo sentí como algo natural, mi lugar… Me sentí vivo.

Seguí estudiando y sentí la necesidad de dedicarme por completo a la actuación. Se lo dije a mi madre, quien estuvo de acuerdo, y luego se lo comenté a mi papá. Mi papá cantaba tango, pero era abogado, su lado artístico era mas un hobbie, un escape. Cuando le conté que me quería dedicar por completo a mi vocación lloró y me dijo: “Fue lo que yo no pude hacer, para lo que necesites contá conmigo.”

Contando con el apoyo de mis padres, empecé a especializarme en la actuación: Estudié en el IUNA (ahora UNA) y luego con maestros mas reconocidos: Marcelo Savignone, Augusto Fernández, Javier Daulte, entre otros.

¿Qué es lo primero que haces profesionalmente?

Empecé en el ambiente publicitario, la cual me permitió dar el próximo paso: La televisión.

Mi primer trabajo en televisión fue Babylon, que si bien fue un bolo (interpretaba a un Luis Luque de joven),  era muy actuado, y al hacerlo confirmé cuanto me gustaba actuar. Me encantó.

A medida que pasaba el tiempo, tenía cada vez mas trabajo. En lo que se refiere al ambiente teatral la primera obra que hice fue L’ Oso’ Choa, una serie de scketchs muy divertidos. Otros trabajos fueron: Catarsis de Boda, El Pánico, Crimen en la Munich, y luego viene Tattoo.

Tattoo es una obra especial, autogestionada. Yo encontré el texto, y empezamos a generarlo, adaptarlo, fue un trabajo en conjunto, de cooperativa. Era una obra difícil: Mi personaje, todo tatuado, se hacia pasar por muerto que ponía a prueba a sus amigos para ver si vendían su piel. Era un poco fuerte, pero era una comedia, comedia negra,   lo cual generaba diversas reacciones en el público.

Actualmente me encuentro trabajando en la obra de teatro India, bajo la dirección de Silvia Gomez Giusto la cual se estrena a fines de Junio en Espacio Callejón (Humahuaca 3759).

12002602_874008722685270_5088816261851594555_o

¿Qué te atrapó del teatro, que te genera?

Adrenalina. el teatro te obliga a estar siempre presente, y es de respuesta inmediata. Esa respuesta te transforma, imposible que no lo haga.

¿Como haces para que tu humanismo no te gane al interpretar un papel? ¿Cómo haces para que Mauro no te gane?

 Todo se puede entrenar. Podes tenerlo innato, aunque todo requiere entrenamiento. Igualmente, podes tener un día malo, pero con entrenamiento podes manejarlo, llevarlo a buen puerto.

¿Algún personaje te caló tan hondo que te marcó? Que se haya quedado con vos.

Tiger, mi personaje de Tattoo. Su excentricismo, su manera de moverse, de ser, me movilizaba de alguna manera. Era un personaje que me dolió un poco, era muy intenso. En India, la obra que estoy ensayando ahora, mi personaje el cual es sueco, y a veces me encuentro hablando como habla él: un español roto, o haciendo sus gestos.

¿Como llevas esta profesión? No es una profesión fácil, como todos sabemos.

La llevo cada vez mejor. Al empezar de grande, al principio me generaba dudas, pero hoy en día logré vivir de esto, lo cual genera una confianza, propia y para los de afuera. La gente reconoce lo bueno que es vivir de lo que uno ama, y eso me pone muy contento.

Mauro30

¿Podrías decir que la actuación ayuda a superar inseguridades, la timidez?

La actuación me ayudó a bajar las revoluciones: Era tímido, y luego me fui al otro extremo. En eso, la actuación me ayudó a encontrar un equilibrio entre estas polaridades mías, a llevarlas de una manera mas sana, que me permite no malgastar mi energía, sino que la aplico mas sabiamente.

¿Cómo te imaginas que hubiese sido tu vida sin el teatro?

No tengo respuesta (piensa). No he tenido trabajos como por ejemplo de oficinista, siempre fue esto, estuve siempre ligado a esto de una manera u otra. Mi vida es privilegiada, poder trabajar de esto que amo, es algo que valoro mucho. A veces me entra dudas, si podré vivir o no de esto, si tendré trabajo mañana, pero cuando me relajé me fue mejor. Confiar, hay que confiar. Le dedico todo a esto, y lo hago sin miedo, me arriesgo, me lanzo. Tuve un buen camino, encontrando en el camino gente que me supo guiar.

Mauro23¿Tuviste algún momento de quiebre en tu profesión bueno o malo?

Si. Tuve un momento de confusión: Me encontraba alejado del teatro, trabajaba mucho en publicidad, estaba ganando bien, pero me sentía fuera de eje. Se sumaron algunas cuestiones personales, y me creo una revolución interna que me hizo dudar. Por consejo de un gran amigo, quien me dijo que proyecto que me llegue, lo agarre, prendí de nuevo la maquinaria, y me puse a trabajar de nuevo, me puse actuar. Así es que volví a reafirmar que la actuación es lo mío.

Por último, una frase que te devuelva a tu eje, que te ayude en momentos díficiles.

“No existe la suerte, sino es el momento en el que esfuerzo encuentra una oportunidad”.-

Para comunicarse con Mauro: Link directo a Mauro

Paula Tardio.-

©Todos los derechos reservados
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s